Image 2

Marta Jiménez subraya el trabajo de Juan Carlos Rubio en la obra en la que “(…) recorre la vida, la obra y los estados de ánimo del poeta de forma fascinante.”

“El dramaturgo de la campiña cordobesa ha encontrado en las cartas del poeta el hilo perfecto para unir al artista y a la persona. Y lo hace de la mano de Histrión Teatro, con una escenografía maravillosa llena de cajones de la memoria y con una actriz y un actor a los que amaría el mismísimo Lorca.”
“(…) es tan apabullante como la obra del granadino. Un nombre tomando demasiadas veces en vano al que Rubio regala arte, nobleza y reflexión. Y también música, la del cordobés Miguel Linares.”

Lee el artículo completo aquí